¿Qué es un influencer y cómo puede beneficiarte en tu estrategia de marketing digital?

Tener presente la figura de un influencer para nuestra empresa es fundamental para que la estrategia de marketing digital sea un éxito al 100%.

Conocer el rol de estas personas y cómo pueden beneficiarte en esa estrategia puesta en marcha por tu empresa es algo que hoy día debe saber cualquier profesional que gestione o lidere el departamento de marketing digital de un negocio.

Además de trabajar mucho el Inbound Marketing es importante que el Community Manager de la empresa en cuestión tenga muy en cuenta la figura de los influencers y localizarlos bien porque éstos pueden ayudarle a aumentar ventas.

Toda empresa con cierta importancia y tamaño debe contar con la ayuda de los influencers y de hecho son muchas las que se benefician de esta figura.

¿Cómo puede beneficiarnos un influencer y ayudar a aumentar ventas?

Una persona influyente (ahora veremos qué tipos de líderes de opinión existen), puede beneficiarnos mucho a la hora de promocionar y vender nuestros productos y/o servicios.

El boca a boca de toda la vida funciona hoy día a través de las Redes Sociales y la comunicación 2.0 y además, según un estudio de Sprout Social, el 74% de los consumidores consultan sus redes sociales antes de efectuar sus compras.

La publicidad tanto on como offline ya no es la fuente más influyente que mueve a los consumidores a la acción. En el último año, según un estudio de IAB sobre e-commerce, los blogs son la fuente más influyente en las decisiones de compra y el 49% de los consumidores se guía por ellos. Detrás irían la familia y los amigos ( un 45%) y en tercer lugar las redes sociales (27%).

Pero, ¿Qué es exactamente un influencer y dónde podemos encontrarlo?

Un influencer es una persona/personalidad que por sus dotes comunicadoras, su fama o su alcance mediático es capaz de dirigir e influir en las decisiones de terceros a través de sus opiniones en Redes Sociales sobre una marca determinada.

En definitiva, un influencer es aquel que ayuda a crear una imagen positiva o negativa de un producto o empresa concreta a través de sus comentarios

Existen diferentes tipos de influencers que podemos clasificar en:

 - Ciudadanos anónimos/consumidores

Influencers

Son aquellas personas que opinan sobre productos o marcas en base a su experiencia como consumidores. No son conocidos por el gran público pero sí en su entorno y en un determinado sector o nicho.

Les apasiona aquello de lo que hablan bien y no necesitan remuneración para que transmitan una imagen positiva de nuestro negocio porque lo hacen con gusto. No hay que convencerles de nada porque lo han probado o vivido y les encanta.

Para que este tipo de influencer sea válido para una empresa o marca sí que es necesario que cuente con una amplia comunidad de seguidores en redes sociales y tenga una reputación considerable en las mismas.

Una forma de medir su influencia es a través del Klout Score , un índice que mide lo influyente que es una determinada persona en redes sociales.

Son, por tanto, un tipo de influencer muy importante que no debes pasar por alto.

¿Cómo elijo a ese ciudadano anónimo para mejorar la estrategia de marketing de mi empresa?

Para buscar este tipo de influencer debes tener en cuenta que la persona elegida conozca bien tu sector o tu producto en concreto y que tenga seguidores en temas relacionados con tu marca.

Según el tipo de empresa y producto puedes buscar esas personas influyentes en los topics de Klout o en grupos y comunidades de redes sociales relacionadas con tu sector.

- Celebrities/famosos influencers

Las llamadas celebrities o celebridades son un tipo de influencer muy demandado por su gran poder mediático y de convocatoria en torno a cualquier evento o promoción.

Las propias marcas utilizan a personalidades de diferentes ámbitos para sus anuncios publicitarios en medios on y offline y el impacto que éstos tienen sobre las empresas es brutal.

Solo hay que fijarse en una determinada marca de deportes o de coches cómo utiliza la influencia de un deportista de éxito para sus campañas.

Se trata de músicos, actores, deportistas, políticos…con un gran poder de convocatoria y millones de fans a sus espaldas.

La ventaja de acceder a líderes de opinión famosos o internacionalmente conocidos es que cuentan con grandes masas de seguidores en sus redes sociales y por tanto el alcance de lo que comentan y publican es enorme y muy rápido.

Sin embargo, existen algunos inconvenientes, además por supuesto del coste que puede suponer para una marca contratar a un influencer famoso. Entre ellos, destaca la poca naturalidad y espontaneidad con la que pueden promocionar una marca, quedando a veces demasiado claro que son meros “actores”.

En esos casos, el cliente ideal o buyer persona a la que nos estamos dirigiendo no confiará de la misma manera que si la opinión le llega de un desconocido que le recomienda el producto sin ningún interés económico.

¿De quién se fía más un consumidor? Todas las marcas hablan maravillas de sus productos pero no todos sus usuarios lo hacen por una razón obvia y por eso nos fiamos más de amigos y familiares que de las propias empresas.

- Influencers profesionales

influencer

Este tipo de personas influyentes destacan por sus grandes conocimientos de un tema concreto. Ellos saben bien de lo que hablan porque son expertos en la materia y sus seguidores confían en lo que dicen y transmiten a través de sus blogs y redes sociales.

Todo lo que estos influencers publican genera un gran engagement y se viraliza muy rápido entre otros apasionados o interesados en esos temas concretos.

 

¿Qué debo tener en cuenta para elegir un influencer para mi marca?

Si queremos que una persona influyente mejore nuestra estrategia de marketing digital así como el branding de la marca y consiga aumentar nuestras ventas, hay que seguir unos consejos antes de contactar con uno de ellos.

  1. Seleccionar bien al líder: en este caso hay que fijarse en las redes en las que se mueve, el tamaño de su comunidad, la cantidad y calidad del contenido que publica, el interés que demuestra en sus publicaciones, el engagement que genera con sus seguidores….
  1. Buscar un influencer afín: no sirve de nada elegir a alguien para que influya en nuestras ventas si no se siente comprometido de alguna forma con nuestro sector o producto. Si por ejemplo queremos promocionar un producto para mascotas, lo ideal sería que esa persona tuviera una y así se sienta más cómoda y natural al hablar de ellas.
  1. Contenido de valor: la persona que se ha ganado una cierta popularidad en redes no estará dispuesta a ser un mero anuncio. Quiero aportar valor, información útil, ayudar a sus seguidores…por lo que el mensaje que transmitirá irá en esa línea.
  1. Cuidarle al máximo: tanto si se trata de un influencer remunerado como si lo hace “por amor al arte”, debemos cuidar muy bien a esa persona para que esté satisfecha y agusto con lo que está promocionando. No sólo ofrecerle descuentos o productos de muestra, en caso de no ser remunerado con dinero, sino tratarle como se merece por ser embajador de nuestra marca.
  1. Mide y analiza: si no sabemos cómo está funcionando nuestra estrategia con un influencer de nada nos va a servir. Debemos saber si seguir contando con esa figura o de lo contrario nos conviene cambiar. 

Es necesario evaluar diferentes métricas de esos prescriptores como el número de menciones en blogs y redes sociales, el número de veces que esos contenidos son compartidos y el aumento de tráfico a las webs.

La figura de un influencer como ves puede ayudar mucho en la estrategia de marketing digital de una marca, consiguiendo aumentar mucho sus ventas y generar un mayor grado de confianza y engagement en los consumidores.

Asesoramiento Influencers

Plan de Social Media paso a paso Cómo realizar un análisis DAFO en marketing digital

Unete